Reflexiones de un corredor: Capítulo I

ImageHace unos días compartía kilómetros con nosotros Adal, un compañero tinerfeño que se encuentra en Lanzarote temporalmente por motivos laborales, y que está entrenando para sus futuros retos.

Adal ha querido compartir con nosotros, a parte de kilómetros, unas reflexiones sobre el trail tan profundas como interesantes y nosotros, a su vez, las compartimos con todos para que sean de disfrute común.

La primera de estas divagaciones versa sobre una pregunta que seguramente todos nos hemos hecho alguna vez….  ¿ Es divertido correr ? :

“Después de varios años corriendo, he llegado a una conclusión; correr no es divertido. Es demasiado duro para alguien como yo para ser divertido. Ni siquiera los corredores más devotos yo pienso que describirían la experiencia de realizar un entrenamiento típico – y menos una carrera de competición – como divertida. A mí me gusta correr como al que más en este mundo, pero no precisamente porque la experiencia pueda ser descrita como divertida, a menos que esté con otra gente, en cuyo caso la diversión no está en la carrera, sino en la gente.

No quiero decir con esto que la carrera no me guste, Sí que me gusta, pero del mismo modo que cualquier otra forma de trabajo duro le gusta a quien lo practica con pasión.

Los corredores, o por lo menos los que yo conozco, sienten lo mismo ante una carrera. Una dura y agotadora experiencia le queda por delante, los dejará agostados pero felices de haber terminado. Algunos días da hasta miedo empezar a correr, no tendrás ganas, hará frío, estarás cansado, pero correrás porque la experiencia de la carrera nos gusta, como una expresión de quién somos realmente, el correr es parte de nosotros

Correr no es divertido, pero los mejores días se convierte en algo perfecto.

Cuando corro, mi tiempo es para mí, sin molestarme en pensar en horarios, ni obligaciones ni ninguna otra preocupación que ronde por mi cabeza ese día. La mayoría de la gente corre una carrera para ver quien es el más rápido, yo soy pésimo corriendo (yo lo sabrán), pero yo no corro para ver si soy más rápido que nadie, yo corro una carrera para ver quien tiene más agallas. Intento no correr con las piernas, sino con el corazón..y por eso cada carrera me hace feliz. Uno ha de darse cuenta de que puede ser su propio héroe, de perseguir sus sueños y de escuchar a su corazón..es ahí donde está la verdadera victoria”.

Anuncios

Un pensamiento en “Reflexiones de un corredor: Capítulo I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s